p:first-letter { display:block; margin:5px 0 0 5px; float:left; color:#035EFC; font-size:60px; font-family:vivaldi; }

lunes, 20 de octubre de 2008

Reencuentro...



Volver...
La magia de los viajes...
¡Cuánto se mueve a partir de un viaje! A veces no es necesario hacer miles de km para viajar... Y a veces son más apasionantes los viajes hacia adentro... y hacia atrás...

Este fin de semana viajé a mi ciudad (pueblo?), donde pasé mi infancia, donde viven mis padres... y donde están muchos de mis buenos recuerdos... Pero ese viaje me llevó mucho más lejos que 150 km, me llevó 35 años atrás, a
recuerdos de descubrimientos de infancia, del mundo, de otras realidades...
Mi madre había estado limpiando la inefable "piecita del fondo"... y, como era de esperar, empezaron a salir los recuerdos... libros de primaria, partituras de piano, historias personales, del país, del mundo...
Y yo no podía dejar de revisar... no debía dejar pasar la posibilidad de viajar en el tiempo... Y encontré muchas cosas... "me encontré" en muchas cosas... Por ejemplo... recuperé las siestas de verano, calor intenso, la penumbra de mi habitación y el ventilador creando esa mágica atmósfera... y las "Life" desparramadas en la cama... fascinándome con las imágenes, los títulos, la realidad de un mundo tan lejano, enigmático y fascinante para mis 8 o 10 años...
Los avances de la ciencia en reproducción humana!... La lucha de "los negros" por la igualdad y la justicia!... El asesinato de Kennedy!... La llegada del hombre a la luna!...
Mis siestas llenas de libros, poesías, imágenes, mundos lejanos...
La "Life" con los fotogramas del asesinato de Kennedy debo haberla leído mil veces... Las imágenes cobraban vida y movimiento en mi imaginación... Cuando muchos años más tarde vi las secuencias originales (seguro en algún documental) no fueron nuevas para mí... ya las tenía incorporadas.
En un mundo pueblerino con televisión de 2 canales 4hs. al día... (¡inimaginable para los jóvenes de hoy!) y una siesta amenazada por el Pomberito (aunque no en el patio de mi casa) ese mundo construído con letras e imágenes dejaron una marca profunda en mi esencia...
Ayer... vi
ajé... 40 años hacia atrás... y hacia adentro...

Y disfruté mucho el paisaje...


1 comentario:

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Cuántos recuerdos! En cierta forma, también me los acercaste, pues tuvimos vivencias más o menos parecidas. Tengo 44 años y me crié en Resistencia, hablando del Pomberito y esas cosas.
Me agradó mucho pasar por aquí.