p:first-letter { display:block; margin:5px 0 0 5px; float:left; color:#035EFC; font-size:60px; font-family:vivaldi; }

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Cómo enamorarte. Cecelia Ahern

Si de novelas sentimentales, ágiles, agradables y reconfortantes hablamos, seguro llegamos a Cecelia Ahern.

Sus obras tienen ese toque de drama y dolor que se supera con esfuerzo, esperanza y el ingrediente indispensable del amor. Su estilo ameno y sensible aseguran una buena lectura que deja ese agradable sabor de boca tan necesario.

Un hombre desesperado. Una mujer decidida. Dos semanas para enamorarse… 

Una historia inolvidable que lleva el sello personal de la autora de Posdata: te quiero, Cecelia Ahern.

Sólo tiene dos semanas. Dos semanas para enseñarle a Adam a enamorarse… de su propia vida.

Adam Basil y Christine Rose se conocen una noche, ya tarde, cuando Christine está cruzando el puente de Ha’penny, en Dublín. Lo ve allí, suspendido en el aire, amenazando con arrojarse al río. Está desesperado, pero Christine llega a un alocado acuerdo con él: le apuesta a que antes de que Adam cumpla los treinta y cinco años –para lo cual falta poco– le habrá demostrado que la vida merece la pena.
Pese a su determinación, Christine sabe lo peligrosa que es la promesa que ha hecho. Ambos se embarcan contra el reloj en locas aventuras, y Adam parece estar enamorándose de nuevo de su vida. Ahora bien, ¿ha conseguido Christine que cambie de actitud para siempre? Y ¿es eso lo único que está empezando a ocurrir?

Casualmente leí, con poca diferencia de tiempo entre ellos, dos libros que tocaban el tema del suicidio: "Yo antes de tí" de Jojo Moyes y éste de Cecelia Ahern. Pero el tratamiento que se hace es diferente (ambas obras muy buenas), esta novela tiende más a lo sentimental (no por ello superficial) y es un tema recurrente en varias de las que leí de esta autora. Su postura ante las situaciones que enfrentan sus personajes siempre tienen una gran cuota de optimismo y superación personal, pero no desde lo mágico, sino desde el sobreponerse, el darse cuenta, el tomar decisiones proactivas que requieren valentía. Y ahí podría decir que encuentro una características de sus personajes y sus vidas, son luchadores, no se rinden, son valientes porque apuestan con fe aún en la oscuridad y la incertidumbre. Ésa es una característica que valoro y agradezco en las novelas que leo. Porque, en definitiva, leo para eso, para disfrutar del placer de ver otras vidas que crecen y se superan. Para mí, son indispensables los "finales felices," no por facilismo o ingenuidad, sino porque a éso estamos llamados, a superarnos y hacernos mejores.

Disfruté mucho de esta historia y del estilo de la autora, es una apuesta segura cuando decido leer algo que me siente bien, o después de obras pesadas o complejas. 

Recomendadísima para reflexionar y pasarla bien.
.

domingo, 22 de noviembre de 2015

La librería de los finales felices. Katarina Bivald

Amante de los libros, amante de las librerías y amante de las novelas que hablan de libros y librerías... no podía perderme esta obra. Y la disfruté muchísimo.

Tras dos años intercambiando cartas y pasión por los libros, Sara decide viajar a un pueblecito de Iowa para conocer a su anciana amiga Amy, pero cuando llega, ésta ha muerto, dejando una vieja casona y miles de libros.Sola en este alejado rincón, se da cuenta de que gracias a las cartas de Amy conoce bien a los habitantes del pueblo. Así, cuando se embarca en la locura de montar una original librería con los ejemplares de Amy se da cuenta de que hay un libro destinado a cambiar la vida de cada uno de ellos. Pero al hacerlo también cambiará la suya. 

Los libros inician y fortalecen amistades, establecen vínculos entre las personas porque, de alguna manera, se está compartiendo vida, ideales, gustos personales; es como dar a conocer algo muy íntimo, casi un yo escondido. Y éso es lo que sucede entre Sara y Amy, quienes tras compartir envíos de libros y cartas con reflexiones y girones de sus vidas, deciden encontrarse personalmente. La joven Sara viaja desde Suecia hasta Iowa para pasar algún tiempo con la anciana Amy. Y ese viaje se transformará en la gran experiencia de su vida, anodina antes, incierta luego, ante lo cuál Sara deberá tomar deciciones drásticas. Pero esa aventura loca del principio la lleva al mejor de los viajes, el que se hace hacia adentro, al interior de uno mismo.



Disfruto mucho de la idea de que un buen librero es aquel que, más que libros, conoce a las personas, tiene ese toque de intuición y sabiduría que lo hace irreemplazable, y eso encontramos aquí.  Con un estilo muy ameno, ágil, simple, una historia simpática, un pueblito pequeño ( y ya sabemos lo que se dice de los pueblos pequeños) y sus habitantes, los personajes más variados posibles, Katarina Bivald me regaló una novela encantadora, fresca, sentimental. ¡Y llena de libros!

Para pasar un muy buen rato disfrutando de este típico pueblito y sus personajes.




domingo, 15 de noviembre de 2015

Philippe Derblay o Amor y orgullo. Georges Ohnet

El "Orgullo y prejuicio" francés.

¿Quién puede resistirse a esa presentación?¿Qué lector puede dejar pasar esa tentación? ¡Y más si es lector de romántica!


Hay una historia detrás de la historia -como casi siempre-. La comparación inicial atrajo mi interés por completo, así que inicié la búsqueda del libro, que bien podría llamarse "del tesoro" por lo que significaba el libro tanto como por los obstáculos por vencer. Baste decir que en mi país, Argentina, la importación tiene mil trabas por lo tanto el rastreo librería tras librería fue infructuoso. Contacté entonces a dÉpoca Editorial, quienes me derivaron a distribuidores. Conclusión: imposible comprar la preciosa edición en papel, así que me conformé con la digital, igualmente valiosa.

Se las presento.
Claire de Beaulieu es una aristócrata joven y hermosa prometida a un primo suyo arruinado, el duque de Bligny, un hombre superficial y libertino del que está profundamente enamorada. Mientras Claire espera una petición formal de matrimonio, el duque se distancia y finalmente se compromete con Athénaïs, la más firme enemiga de Claire, una joven sin títulos dotada de una inmensa fortuna que permitiría al duque redimir todas sus deudas de juego. La orgullosa Claire, por despecho, decide prometerse a Philippe Derblay, ingeniero y propietario de una siderurgia en Pont-Avesnes.

Philippe Derblay o Amor y orgullo (1882) relata las vicisitudes y el drama amoroso entre Claire y Philippe, una compleja trama pasional caracterizada por un complicado juego de intereses y sentimientos, celos y venganzas, duelos e intrigas de salón, con el marco de la sociedad francesa de finales del siglo XIX y el eterno debate entre amor, orgullo y dinero, que emerge con insospechadas consecuencias...

Y la búsqueda valió la pena. 
La novela es una belleza. 

Con una prosa delicada pero contundente, muy buenas descripciones, excelentes caracterizaciones de los personajes y una trama más que interesamnte, Ohnet compone una novela deliciosa. Sin prisa pero sin pausa vamos entrando en la sociedad de fines del S XIX y en la contraposición entre la burguesía rica y creciente y la nobleza decadente y empobrecida. Los desplantes y desprecios hacia los nuevos ricos, el orgullo y la vanidad vacíos de los aristócratas, clase a la que pertenece Claire, contrastan con el deslumbramiento que siente por ella el joven y exitoso empresario Philippe Derblay. Pero así como es objeto de su amor y adoración, Clare descubre paulatinamente su dignidad y su legítimo orgullo. Y en este juego de voluntades y costumbres vemos crecer y madurar la personalidad de nuestros protagonistas.

Una novela deliciosa para mi gusto. Con un ritmo calmo, cadencioso, con una trama muy interesante y un estilo rico, la historia se disfruta de principio a fin. 

Recomendadísima!


viernes, 13 de noviembre de 2015

Saga Valeria... Elisabet Benavent

Y sí...
Me leí la saga de Valeria y sus amigas y sus aventuras y desventuras y sus amores y sus desamores.
Y me gustó.

El estilo de Elisabet Benavent es ágil, fresco, ameno, incisio, ácido a veces. Tiene mucha chispa y, a la vez, invita a la reflexión. Entre risa y risa vemos el dolor, la inseguridad y los temores de siempre. Cuenta historias creíbles, actuales. Sus personajes crecen en el devenir de sus peripecias y sus idas y vueltas me mantuvieron gratamente entretenida. Si bien la principal es Valeria, su grupo de amigas es un buen muestrario de la vida de las mujeres en la actualidad. En algunos puntos veo "floja" a la protagonista con sus dudas y terquedad,  como caracoleando con situaciones que sabe no tienen futuro, pero lo encuentro con frecuencia en la novela romántica y, a veces, suena como estrategia para alargar la historia.
En general es una lectura sumamente amena y no superficial como se podría prejuzgar.

¿La recomendaría? Sí.