p:first-letter { display:block; margin:5px 0 0 5px; float:left; color:#035EFC; font-size:60px; font-family:vivaldi; }

domingo, 14 de julio de 2013

La librería. Penélope Fitzgerald.

Las razones por las cuales nos atrae y elegimos un libro son variadas: una buena portada, una editorial cuidadosa, un argumento prometedor... Todas ellas se dieron para que yo me decidiera por La librería de P. Fitzgerald.  Tal vez el factor más importante es que me cautivan sin remedio las novelas que hablan de libros, literatura, librerías, escritores... a manera de un metalenguaje. El mundo de la literatura en la literatura.

 Ambientada en un pequeño pueblo costero de Inglaterra, a mediados del siglo XX,  no pasa de ser una tímida pintura de costumbres, con personajes en los que no se profundiza, hechos bastante hilados pero sin contundencia. Con un estilo muy inglés, muy flemático -como sus personajes- logra mostrar la imposibilidad de enfrentarse al status quo reinante y a la preeminencia de los poderosos, lo difícil que es sacudir, o simplemente movilizar, a una pequeña sociedad tradicionalista. Con algunos pasos de tragicomedia y a modo de una acuarela la autora va pintando un  mundo apacible y ordenado, en apariencia, pero con subsuelo de intrigas e intereses mezquinos. No se retratan pasiones sino el lento devenir de la vida y la resignación ante los acontecimientos inevitables.

Una novela corta, que se lee en algunas pocas horas, bien escrita, con una prosa con  brillo propio, delicada y sutil es una lectura agradable.

Florence decide abrir una pequeña librería, que será la primera del pueblo. Adquiere así un edificio que lleva años abandonado, comido por la humedad y que incluso tiene su propio y caprichoso poltergeist. Pero pronto se topará con la resistencia muda de las fuerzas vivas del pueblo que, de un modo cortés pero implacable, empezarán a acorralarla. Florence se verá obligada entonces a contratar como ayudante a una niña de diez años, de hecho la única que no sueña con sabotear su negocio. Cuando alguien le sugiere que ponga a la venta la polémica edición de Olympia Press de Lolita, de Nabokov, se desencadena en el pueblo un terremoto sutil pero devastador.
.

2 comentarios:

Anais Moutsanas Carela dijo...

Me alegra que a ti te guste este tipo de literatura. Tipo La historia interminable, que es puro símbolo del proceso de escribir. Este libro... no sé si le encontraré el gusto. Normalmente yo opto por otro tipo de historias, otros géneros más hacia la gente de mi edad y tipo a lo masivo.
Este parece una historia delicada y de voz intelectual, ¿no?
Ay, no debo llevarme por mis prejuicios y que al final está genial.
Gracias por la recomendación.
Nos leemos.

Estela dijo...

Hola Anais!
La historia interminable es genial! La librería es una novelita cuya voz no tildaría de intelectual pero definitivamente no es masiva. No tiene el ritmo de un best seller, por lo tanto requiere un lector que disfrute de los pequeños placeres de la literatura, sin estridencias pero de calidad.
Y cada uno decidirá hasta dónde se siente satisfecho...
Nos leemos ;)